Skip to content Skip to footer

¿Qué Deudas se Pueden Cancelar con la Ley Segunda Oportunidad?

Entérate cómo es posible cancelar las deudas con la Ley Segunda Oportunidad ejemplos. Hay circunstancias que pueden dejar a una persona en medio de una situación financiera compleja, haciendo que su carga sea insostenible. Para afrontar estas cargas surge la posibilidad de acogerse a esta ley. Te explicamos de qué se trata.

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad es un mecanismo que ofrece a deudores de buena fe la posibilidad de pagar sus deudas de manera parcial o total y comenzar de nuevo. Esta legislación se introdujo en el año 2015 y se reformó en 2022, con el propósito de brindar una alternativa viable a quienes que se encuentran en una situación de insolvencia económica.

También se le conoce como Ley de Segunda Oportunidad para personas físicas, ya que estos son quienes se pueden acoger a la ley. Es decir, uno de los requisitos es ser autónomo o particular, lo que incluye a desempleados, trabajadores por cuenta ajena, pensionistas.

La ley cubre deudas no garantizadas como préstamos personales o deudas públicas. Otros compromisos como hipotecas o deudas por pensión alimentaria no se cubren.

Objetivos y beneficios de la ley

El objetivo principal de esta ley es exonerar a un particular de sus deudas, solicitando la cancelación total o parcial de las mismas. De este modo queda libre de deudas a través de la exoneración del pasivo insatisfecho.

Entre los beneficios de esta ley se pueden mencionar:

  • Se pagan las deudas privadas y hasta 10 000 euros de aquellas que tenga con la administración pública.
  • Es posible que el deudor conserve sus bienes si se compromete a cumplir con un plan de pagos para pagar la deuda.
  • Se suspenden los intereses que genera la deuda a partir del momento en el que se inicia el proceso.
  • El deudor puede iniciar una nueva etapa financiera libre de cargas pesadas.
  • La Ley de Segunda Oportunidad contempla la eliminación del deudor de ficheros de morosos una vez finalizado el proceso de forma satisfactoria.

ley segunda oportunidad ejemplos

¿Qué Deudas se Pueden pagar con la Ley de Segunda Oportunidad?

En general, la Ley de Segunda Oportunidad permite cancelar una amplia gama de deudas, convirtiéndose así en una herramienta valiosa para personas físicas deudoras insolventes que buscan una nueva oportunidad financiera. Sin embargo, hay ciertos compromisos que no son exonerables, repasemos cada uno de ellos.

Tipos de deudas exonerables

Las deudas que son exonerables las podemos resumir como aquellas que no tienen garantías o en las que el acreedor no puede embargar ningún bien para recuperar su dinero.

Dentro de estas deudas están los préstamos personales, tarjetas de crédito, deudas con proveedores por servicios prestados o bienes adquiridos, entre otros. En el caso de estas deudas privadas, se pueden llegar a cancelar en su totalidad.

También se pueden exonerar deudas con entidades públicas, como es el caso de Hacienda y la Seguridad Social. Pero en este caso se paga hasta 10 000 euros por cada una.

Deudas no exonerables

Hay ciertos compromisos que no son exonerables con la ley de cancelación de deudas, estos incluyen aquellos en los que se ha puesto un bien o activo como garantía; por ejemplo las hipotecas.

Tampoco se pueden exonerar las deudas por manutención de hijos, pensión alimentaria, ni aquellas derivadas de delitos, procesos penales o sanciones administrativas.

Si deseas reclamar la cancelación del impago de la pensión alimentaria consulta con abogados matrimonialistas Salamanca.

Proceso para Acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

Si deseas acogerte a la LOS debes tener claro cuáles son los requisitos de la Ley de Segunda Oportunidad y el proceso de se debe seguir.

Requisitos para acogerse a la ley

En la ley se especifican los requisitos que se deben cumplir para reparar tu deuda a través de la LOS. Estos son:

  • Debe ser una persona física, autónomo o particular. Las empresas no pueden acogerse a este mecanismo.
  • El deudor debe declarar la insolvencia actual o inminente.
  • La deuda debe ser con dos o más acreedores.
  • El deudor debe actuar de buena fe.
  • No debe haber sido condenado por ningún delito socioeconómico.
  • Tampoco debe haberse acogido a la LOS en los últimos diez años.

Pasos del procedimiento legal

El primer paso para acceder a la cancelación de las deudas es recopilar todos los documentos que comprueben la situación económica del deudor. Después de tener la documentación es que se puede presentar la demanda ante el Juzgado Mercantil. En esta demanda se solicitará al juez que se declare insolvente al deudor.

Cabe destacar que si el deudor está casado bajo el régimen de gananciales, ambos cónyuges deben acogerse a la ley. De lo contrario, los acreedores pueden seguir reclamando la deuda al cónyuge que no se haya acogido.

Si el solicitante cumple con todos los requisitos, el juez admite la demanda y lo declara en concurso. A continuación, viene la fase de liquidación en la que se solicitará la cancelación de la deuda si no hay bienes para vender.

En caso de que el deudor tenga bienes y desee conservarlos, entonces se establecerá un plan de pago a los acreedores. Si no desea conservarlos, entonces se venden en subasta pública para pagar la deuda o parte de ella.

Casos de Éxito con la Ley de Segunda Oportunidad

La LOS se puede aplicar en diferentes situaciones. Por ejemplo, si un autónomo acumula deudas con Hacienda y Seguridad Social, el proceso de Segunda Oportunidad puede reducir la deuda, eliminar los intereses de demora para regularizar su situación fiscal y social.

Otra situación sería una persona con deudas con entidades financieras y tarjetas de crédito. Al acogerse a la ley puede reducir un porcentaje importante de esa deuda y así retomar su vida con una menor carga financiera.

Limitaciones de la Ley de Segunda Oportunidad

Acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad tiene ventajas significativas, como el alivio financiero y poder asumir una nueva oportunidad sin esa carga financiera. Sin embargo, también tiene algunas limitaciones.

Por ejemplo, no se pueden cancelar todas las deudas y se puede pedir la suspensión de la exoneración si la situación económica del beneficiario mejora sustancialmente.

Saber qué deudas se pueden cancelar con la Ley Segunda Oportunidad te permitirá entender si puedes acogerte a esta ley. Consulta con un abogado especialista para tratar tu caso.